7.10.14

Un año más



Nací un día viernes, poco antes del amanecer. Renazco cada día, al abrir los ojos y darme cuenta de que hay un nuevo día, aunque mi pieza sea tan oscura como una boca cerrada. También renazco en cada cosa que escribo, en cada una de las palabras que quedan colgadas aquí y allá. Hace tres días, volvió a marcarse un nuevo año en mi calendario de nacimiento. Pero los años, el tiempo, pasa y yo me sigo sintiendo como la nenita que era hace más de treinta años.

10.7.14

La alegría albiceleste es contagiosa


Vivo en Argentina desde el 2005. A la fecha es el tercer mundial que miro acá. La primera vez, en 2006, con el pechugo veíamos los partidos en algún bar con pantalla gigante y me sorprendía el silencio, la ausencia de gente en la calle, el sufrimiento durante los minutos de juego, ni hablar si tenían que patear penales. Pero en el transcurso eliminaban a la selección argentina y se nos espichaba el mundial a medio camino. Terminábamos de verlo por costumbre, solo para ver quién se quedaba con la copa y tener un dato más en el cerebro.

3.6.14

Minimalismos culinarios: De Hinojo y otras yerbas

Fuente: Wikipedia

Hace unos días estuve en San Antonio de Areco visitando a mi familia adoptiva por estos parajes argentinos. Redescubrí un sabor: el hinojo. A mi suegra le gusta la ensalada del anisado vegetal y la comimos junto con el asadito del domingo.

14.2.14

Minimalismo culinario | Ensalada tibia de papas y lentejas

Ensalada tibia de papas y lentejas, versión AquaVioleta

Desde hace unos días estoy en fase vegetariana, así que he estado incursionando en la cocina de verduritas, huevos y lácteos. En el facebook me hice amiga de @natikiako, una simpática muchacha que, además de hacer prensa cultural, se interesa por el mundo culinario y lo expresa a través de su blog Kiako, the cook. ¡Una delicia de espacio on-line! A los que todavía no lo conozcan les recomiendo darse una vueltica, no se van a arrepentir; hay en el blog una hermosa combinación de imágenes y recetas. A mi se me ocurrió probar un minimalismo culinario haciéndome para almorzar la Ensalada tibia de papas y lentejas que recomendó esta semana y, aunque con alguna variación, me salió el rico plato de la foto. ¡Una receta fácil, nutritiva y económica!

30.12.13

Emilia, una mariposa con agijón


Regresé al dibujo. Descargué el SketchBook al Ipod y me entretuve durante un buen rato dibujando bichos. Les dejo una muestra. Algo así como una mariposa con agijón. Aqua dice que la va a llamar Emilia.

29.4.13

Artistas famosos fotografiados con sus gatos


Photo credit: Michalel Katakis
Maya Lin compartiendo un momento tranquilo con su gato en su estudio en Nueva York. [vía]

Aprovecho que hoy se celebra el Día del Animal para compartir una nota que descubrí en flavorwire.com, donde se muestra una encantadora galería de Artistas con sus amigos felinos. Amigos, que no sólo son compañeros sino también musas inspiradoras.

29.11.12

Minimalismos | El pequeño endemoniado ataca de nuevo

#pequeñaSara

Cuando decidí tener un gato no quería que fuera un gatito de raza sino todo lo contrario, quería un gatito sin casa, que necesitara un hogar. Por eso adopté a Sara. Gatita callejera, negra, diminuta, flacucha, mala conducta y llena de piojos. Al principio fue un dolor de cabeza porque Sara, además de todo lo que ya describí, era una gatita amargada, no le gustaba que la acariciaran y tenía comportamientos bastante alejados de lo que uno espera de un gato doméstico. En definitiva, era -y sigue siendo- una gatita bastante salvaje. Asumo que se debe a sus conflictos existenciales gatunos, pero como ella no tiene la culpa de que la hayan separado de su mamá cuando apenas era un bebé yo la quiero igual. Poco a poco, nos adaptamos la una a la otra y ahora formamos un lindo dueto, que se amplió a trío gracias a la llegada de Riro. La historia de Riro no se las voy a contar ahora porque merecería un capítulo aparte. Lo que si les voy a adelantar es que Sara gracias a Riro mejoró su comportamiento. Ahora se deja hacer mimos y es mucho más sociable. Además, me di cuenta de que la convivencia entre gatos le ha enseñado a hacer cosas que antes no hacía. En resumen, Sara es una gatita repetidora. Y así como aprendió cosas de Riro, las aprende de cualquier otro gato.  Por eso, intuyo, pasó lo que tanto me temía: Sara descubrió que existen otros mundos más allá de nuestra terraza y se escapó.

Eso pasó este fin de semana.