Incontrolable

Es notable que escriba sobre Aqua sólo cuando esta de mal humor. Pero no es tan mala la pobre, sólo es una incomprendida. Se manifiesta cuando se siente dolida, triste o rabiosa. Hoy, por ejemplo, esta de mal humor porque la oficina es un desastre. Le molesta -nos molesta, en realidad-, la incompetencia de la mayoría. Supongo que es normal, pero últimamente se manifiesta de manera contundente y eso me pone la cabeza loca. Entonces Aqua se dispara y se vuelve incontrolable; tengo que contenerla antes de que golpee a alguien, a veces, incluso, sus golpes son contra mi, y eso que somos buenas amigas. Se vuelve ciega y sorda, y hecha espumarajos por la boca -¡puaf!-.
Creo que nos estamos volviendo locas.
Aqua dice que tiene hambre y quiere irse.
-Mandar a todos a la mierda sería lo ideal -murmura entre dientes, bajito para que sólo la escuche yo. Y si los mandamos, ¿qué?
-Nada, tendremos que dormir debajo de un puente. No es lindo eso, ¿no?
-No, no es lindo... esta es una vida asquerosa.
-Una vida, simplemente.
-¡Puaf! Vida mediocre.
Incontrolable. Se vuelve una fiera y no quiere escuchar. Ha de ir a su caja. Voy a encerrarla unos días a ver si le mejora el ánimo. Quizás hasta le ponga algo de música.
-Sólo si te portas bien, mi niña.

Comentarios

Entradas populares