Calidoscopio

Sin lugar en el espacio
mecerse bajo el viento,
descubrirse mirando la nada.

Mañana no importa.

Sigo el aroma del aire,
su sonido
en la ciudad que duerme.

Hay distancias insalvables
formando silencios infinitos.
Soledades que caen a gotas.

Alrededor los soles,
y el mundo que gira
lleno de palabras mudas.

Desconozco sus silencios,
desconozco su tiempo.

Estoy hecha de ese tiempo
que va y viene.

Me miro en el espejo,
me confundo,
y cierro los ojos.

Mirarme desde dentro,
construirme cada día,
como un adornito de arcilla.

Mañana diré algo que tal vez olvide.
Y otro día pasará,
otro día, y otro.

Sólo queda una voz
que es un calidoscopio.

Comentarios

Entradas populares