Gatico loco

Sigo leyendo blogs. Hoy, con Aqua, andamos investigando el tema relatos breves y, en el último post de un lindo blog sobre microrrelatos que, nota aparte, invito a ver porque tiene unos cuentos muy lindos: Cuentos minimos - La bitácora de Idgie McGregor dice Idgie, la autora del blog: "A veces me encuentro microrrelatos donde menos me lo espero". Pensando en esa frase y luego de encontrarme con un mail encantador en mi casilla de trabajo, tengo la necesidad de colgar este microrelato, a propósito de nuestra vida con Sara.

Gatico loco10:58 hs
Salió de su letargo. Fue al patio y maulló una vez. Luego vino y se sentó al lado de mi silla. Bajé la mano y se acercó despacio hasta tocármela con el hocico. Después fue a tomar agua y un minuto más tarde anda en lo suyo otra vez: corriendo como una loca por todos lados detrás de las bolitas de papel.
***
Debo confesar que este microrelato ha sido adaptado de un texto redactado por la persona que ha llenado mi vida de cosas maravillosas: mi querido Wncs, a él todos mis trrrr trrrr.
***
Y concluyo: los cuentos breves están en todos lados sólo hay que rescatarlos.

Comentarios

susana dijo…
Hola Aqua! Qué agradable espacio has creado, al estilo de un rincón donde acomodarse, descansar y charlar mientras la pequeña "morena de ojos verdes" se acurruca a tu lado.

Me fascinó el relato de la llegada de Sara. Es verdad que esa nueva vida entre nosotros, a veces nos complica. En mi caso es un pastor alemán que adoro.

Quiero agradecerte nuevamente tu visita, que me permitió conocerte a Vos y tu mundo. Creo que vamos a charlar mucho y profundamente, ojalá sea así.

Adoro los relatos breves!

Te dejo un abrazo grandote, hasta siempre!
joAco dijo…
me gusta pensar que uno puede crear un relato de cualquier cosa, más que encontrarlos en cualquier parte.

es más agradable pensarlo como un hecho consciente a uno fortuito.

gracias por pasar
saludos
Aqua dijo…
¡Que lindo que hayas podido pasar a visitarme, Susana! Como verás a este castillo le saco el polvo de vez en cuanto, le arreglo los adornitos, y le pongo cariño y ganas a las cosas que hay... ¡Eres bienvenida cuando quieras pasar!
Sara es un angelito, recién nos estamos acostumbrando a su presencia y es una cosita maravillosa, estoy segura de que tu pastor alemán te debe dar también muchas alegrías. Yo estoy feliz con mi morena de ojos verdes.
¡Seguro que vamos a seguir charlando! Ayer escuche tu voz en el relato de Hipatia, ¡divina! es como si te leyera el hada madrina, ¡ja! ¡Te dejo un beso grandote!

JoAco, ¡bienvenido! ¿Qué te puedo decir? Para mi los relatos están ahí, digo en cualquier parte porque de cualquier situación puedes crear el relato, y si, definitivamente, debe ser un hecho consciente su creación. La cosa es tomar el hecho, la situación, y moldearlo hasta convertirlo en lo que quieres que sea.
¡Me encanta que hayas pasado!
Tus narraciones me gustaron mucho... sobretodo la de "los ascensores", y estoy leyendo la de Cabernet, la idea del cadaver exquisito me parece muy buena, ¿no han seguido con eso?
¡Gracias por pasar!
¡Un beso!
maurim dijo…
Her siempre que leo tus cositas me lleno de ternura, a de ser porque estas tan lejos y soy tan rosadita que me da por ahi. A veces me haces falta como loca y pienso: ella esta bien y feliz no mezcles la tristeza con la nostalgia y no hago caso a las lagrimitas que presas entre mis pestañotas se conforman con solamente lubricar mis ojos; asi sonrío y dejo que me guies por tu vida a través de mi ventanita abierta a cualquier lugar del mundo. Te amo her mas piciosa!
Aqua dijo…
¡Ah! mi her más hermosa, acá ando, siguiendo la vida, tranquila y feliz, no te me pongas triste que pronto, pronto, ya nos vamos a ver y apapachar como corresponde. Sara te manda marramiaus de amor y dice que quiere conocer a su tiita piciosa, ya, ya!
¡Te mando todos los besos!

Entradas populares