La luz es la mano izquierda de la oscuridad

Aqua está dentro de su caja y Sara duerme, yo reflexiono. Pienso sobre qué escribir y las palabras dan vueltas en mi cabeza, emergen formando burbujas que no llegan a explotar, sólo flotan. Entonces, recuerdo las palabras de Estraven, uno de los habitantes del planeta Invierno, cuando recita la balada de Tomer:


"La luz es la mano izquierda de la oscuridad,
y la oscuridad es la mano derecha de la luz.

Las dos son una, vida y muerte, juntas
como amantes en kémmer,
como manos unidas,

como el término y el camino."

Algunas palabras pueden resultar confusas para aquellos que no hayan leído La Mano Izquierda de la Oscuridad [1], sin embargo, no las voy a aclarar, por el simple gusto de dejarlos investigar de qué se trata.

La balada de Tomer me hizo eco, por su simplicidad y su crudeza. Digo:
-
En la oscuridad la luz y en la luz la oscuridad. Vida y muerte... Vivimos para morir.
Llego hasta aquí y recuerdo un texto de Vespertine, su "querida mía". Donde dice:


"No me resistiré a tu abrazo. Por el contrario, te abrazaré con la misma intensidad, para que nunca más puedas olvidarte de mi."

Leo su texto como una metáfora de la muerte. Un tema escabroso sobre el que reflexionamos tarde o temprano. Ella está ahí, esperando, pacientemente. Lo único que no sabemos es cuándo nos abrazará. Creo que por esa razón no me gusta pensar en hacer cosas a largo plazo. Prefiero darme gustos diarios, regalarme con lo que me provoca. Camino, dibujo, escribo... cuando siento ganas; o doy amor cuando me nace hacerlo. Para mi ese es el proceso, mi diario. Lo que no significa que esté mal o que esté bien, es tan sólo lo que hago, nada más.

Ahora estoy cansada y Sara se acaba de despertar. Salta por todo el departamento, persiguiendo bollitos de papel, arañando los muebles, es su momento del día, o de la noche. Reclama amor, y así, a los mimos, nos vamos quedando dormidas.

Buenas noches.

[1] La Mano Izquierda de la Oscuridad es uno de los libros más reconocidos de Ursula Le Guin, autora norteamericana de ciencia ficción y fantasía.

Comentarios

capitan iseka dijo…
me gusta mucho doña Ursula y esta novela que mencionás es un verdadero derroche de imaginación. quedé impactado con la odisea del cruce del desierto de hielo que emprenden Estraven y el "enviado". me iba congelando a medida que avanzaba en la lectura. algo parecido (sentir frío)me pasó cuando leí el cuento de Jack London "Para encender una hoguera".
saludos!

Entradas populares