Mensaje de texto

Manuel miraba la televisión sin entusiasmo. Saltando de un canal a otro. Estaban pasando el partido y era tarde. Laura llegaría en cualquier momento. Volvió a chequear la hora y sus dedos se movieron, frenéticos, sobre los botones del control remoto.

Apareció la sonrisa de Tinelli en mitad de la pantalla. Luego, lo sorprendió el close up de un par de tetas escarchadas. Enormes. Dos pelotas presionadas por un escote infartante que le recordaron la frase reiterativa de Kike: ¡Hoy seguro se le sale una!
Se aburrió pronto y cambió al Discovery, en donde transmitían un documental sobre avispones japoneses, algo que no le importaba en lo mas mínimo pero que lo hacía sentir menos idiota. El avispón explorador se movía sobre la colmena cuando sonó el celular.
Laura le enviaba un mensaje de texto:
Amor, pasaron la reunión para mañana a las 7. Estoy muy cansada y prefiero quedarme en casa.
Deseó tener rayos fotónicos y desintegrar a alguien, pero recordó que ahora sí podría ver el partido. Sin perder la compostura, y haciéndose el comprensivo, escribió la respuesta:
Listo, nos vemos cuando regreses. Beso.
La pantallita titiló un segundo, avisándole que el mensaje había sido enviado. Regresó al dominio del control remoto y puso el partido.
Cinco minutos después el celular volvió a sonar. Era un mensaje de Laura:
Kike, bonito, luz verde. Te espero.

Comentarios

Miguel dijo…
Justo pasaba por bitacoras.com y vi que habias publicado algo... me gusto la narracion, algo bastante actual y que a mas de uno le ha pasado. No pude evitar la risa al leer la linea final.

Gracias por el buen cuento.

Saludos!
Vespertine dijo…
Manu, espectacular!!!!

Creo que un par de veces casi me pasa lo mismo que a la niña. Al menos su cornudo galán pudo mirar el partido... algo es algo.
Ludwig dijo…
¡Que respuesta más femenina!.
Me ha encantado.
Un beso europeo (que no es muy distinto a cualquier otro).

Luis
Aqua dijo…
¡Miguel! Bitácoras se ha vuelto algo así como una adicción. Me la paso chusmeando a ver que hay de nuevo, y mandando pings a lo loco. El cuentico es producto de lo que he escuchado, visto y experimentado con los mensajitos de texto. ¡Pasa cada cosa!
¡Te mando un abrazote!

¡Ferciño! ¡Adúlame que me encanta, já! Si te vas a portar mal tienes que tener cuidado, ¡ídem si te portas bien!
Y sí, por lo menos vio el partido, aunque no creo que lo haya pasado muy feliz... Gracias por seguir viniendo, ¡sos un amor!
¡Te mando un beso!

¡Ey Luis!, mi lector consecuente, que lindo que siempre estés por ahí y salgas como los duendecitos del bosque:
-¡Aquí! ¡Aquí!
¡Otro, blogger-friend que es un amor! Recibo los besos con cariño, igual son besos, ¿no? Vengan de donde vengan. Desde aquí a la Conchinchina, o sea, del otro lado del mundo y, cálculo, que del universo.
También te mando un beso grande, de venezolana en el sur.

Pronto, pronto, cuelgo otras cositas... las tengo pendientes pero el trabajo demanda y el tiempo escasea.
¡Ciao, che! (trabalengua ítalo-argentino, já!)
RED FISH dijo…
jaja, buen final. Al leerlo pensaba que era un relato de una historia real, y me quedé helado con el final. Lo volví a leer pensando, nana, entendí bien. Despues me di cuenta de que era ficción. JA.
Muy bueno.
Beso, RF.
Aqua dijo…
¡Mi estimado pecesito! Gracias por pasar a visitar, como vez, tengo ideas un tanto... extrañas, ó creativas, según se vea, analice, estudie, etcétera. Pero es que tengo la cabeza tu-ru-la. El capítulo del mensajito de texto es ficción, por lo menos para mi, aunque se han visto casos, ¡hmmm!
¡Beso grande!
capitan iseka dijo…
De regreso por aquí. De a poco voy leyendo todo. Muy bueno este Aqua, claro y contundente. Coincido con los que dijeron que a cualquiera le puede pasar y espero que a ninguno le pase, ja. Pero lo mejor para mi es que el cuento incluye la temática de los mensajes de texto y la convierte en el eje de la historia. ¡Todo un amigo Kike, jaja!
saludos!
Aqua dijo…
Mi querido Capitan, pasé a explorar su universo y he quedado fascinada con los mundos que recorre. En particular me ha llamado la atención el último extracto títulado El Sueño Infinito de Pao Yu, simplemente, ¡extraordinario!
Le mando un beso grandote desde mi castillo, y siga pasando, que aquí le tenemos reservada una habitación especial.
¡Ciao!
susana dijo…
Qué tiernooooo! Me gustó muchísimo el final Aqua!

Los mensajitos de texto son impredecibles!

Me recuerda que el telefonino mío no recibe ni me deja enviarlos ¿Estaré a salvo?

Besillos querida amiga!
Aqua dijo…
Nadie está a salvo de las truculencias de la tecnología, queridísima Su. Por ejemplo, mi celular a veces carga y a veces no, a veces dice: -Ya no quiero tener más este fondo de pantalla, y se pone el que le provoca, y yo ahí sufriendo su ciclotimía... já! Algunas veces creo que esta vivo y me quiere hacer la vida imposible, pero me digo: -Es que soy tontín y me equivoco de tecla... Esperemos que así sea. Sino habrá que empezar a asustarse!!
Lindo seguirnos visitando...
Besitos!!
IM dijo…
nuevo, cuanto libro leido. me dio placer conocer este lugar.
Aqua dijo…
Bienvenido, IM!
Gracias por pasar. Te invito a seguir mirando lo que ya está y lo que vendrá.
Un beso desde Bs. As.!

Entradas populares