Sara: trrr trrr



Llego a casa y escucho un maullido del otro lado de la puerta. Sé que no es Aqua, porque ella no maulla. Entonces digo: ¿quién es? Y desde dentro el maullido me recalca su existencia: Sara, por supuesto. Abro y ahí está, sentada sobre sus patas traseras, mirándome con esos ojos suyos, tan grandes y tan amarillos -porque ya acepté que no son verdes sino amarillos, y no estoy daltónica, que los daltónicos confunden otros colores-.
Desde su altura, negrísima como una sombra, avanza y me roza la pantorrilla. Me agacho y la levanto, apoyándola contra el pecho, y ella se queda quietecita entre mis brazos. Ronroneando: trrrrr trrrrr, con su caja de resonancia, nos sentamos en el sofá. Y asi nos quedamos, yo acariciandole la cabeza y ella regalándome su calorcito, hasta que decide que ya no quiere más mimos y ha llegado la hora de salir a cachetear bollitos de papel.
Y así va la vida.

Comentarios

Miguel dijo…
Hola Aqua!

Como siempre es un placer leer este blog. Me gusto la forma en como tomas un evento cotidiano y le das una forma tan especial.

Saludos

Miguel
Aqua dijo…
Miguel!! siempre tan consecuente... Había estado ausente por unos días y, debo confesar, que el retorno me ha costado. Tengo muchas cosas para hacer durante el día y apenas me queda tiempo para dormir, ja!
Pero la vida es así; tenemos que seguir.
Este rinconcito es muy especial para mi, así que no me gusta dejarlo de lado por mucho tiempo. Por eso hemos retornado, y vamos a seguir viniendo.
Como verás este es un capítulo chiquito de las cotidianidades que me gusta comentar. ¿No es una cosa hermosa mi Sara?
Me contenta que te haya gustado!!
Sigo leyendo, y escribiendo, por supuesto.
Besitos!!
Miguel dijo…
Aqua!

Pues siempre ha sido un gusto pasar a este espacio, y espero que sigamos leyendo mas de ti. Sara se ve muy linda, y me doy una buena idea de como es tras leer tu escrito.

Saludos!

Miguel
SUSANA dijo…
Manuela: Sara es terriblemente bella! Merece un post para ella sola!

Besos querida!
Aqua dijo…
Su, hermosa como siempre! Gracias por seguir pasando. Ya ves, he estado un poco ausente, la razón: muchas complicaciones, imaginarias y de verdad, lo de siempre.
Sara es mi angelito... se merece todo el cariño que regala sin condiciones.
Te dejo un beso grande!!

Miguel, por supuesto nos seguiremos leyendo! Sigo pasando a mirar las cosas que están publicadas en tu cerebro en renta y siempre me encuentro buenas sorpresas. Gracias por pasar!
Te mando un abrazo desde Bs. As.!

Entradas populares