Amanecer del otro lado del mundo

Fumadora
Por AquaVioleta

Ximena salió del colegio a las doce en punto. Con la mochila colgando parecía un mercenario en el desierto. Encendió un cigarrillo y observó el cielo despejado. Mientras se alejaba agradeció no tener que seguir escuchando el griterío de los escolares. Anduvo, aparentemente sin rumbo, durante un rato.
Entró en un restaurante quince minutos más tarde. Lucas la esperaba sentado frente a la barra. Ximena se le acercó, sacó un sobre de la mochila y se lo tiró a la cara. Lucas logró mantener la compostura. Revisó el contenido del sobre. Cuando acabó, se puso de pie, dejó un par de billetes y salieron juntos.
En la calle el calor era agobiante. Lucas volvió a mirar el contenido del sobre y gruñó que cinco cargas era una exageración; con tres habría bastado. Ximena sonrió, torciendo la boca.
-Sólo cumplo las órdenes de Don Filipo. El exceso de cargas garantiza el trabajo.
Tomaron un taxi en la esquina. Avanzaron por calles y veredas alejándose del centro de la ciudad. Bajaron frente a un centro comercial. Ximena se recostó de una pared y encendió un cigarrillo.
-Voy al baño -dijo Lucas. Y se llevó la mochila.
Pasados diez minutos regresó. Dijo que sólo había usado tres cargas. Ximena sonrió. El cigarrillo se había acabado. Detuvieron otro taxi y bajaron en un hospital.
-A mi no me da miedo usar cinco cargas -dijo Ximena.
Lucas gruño una maldición y se llevó la mochila a la sala de emergencias. Regresó secándose la frente con un pañuelo.
-Dejé la mochila en el estacionamiento.
Ximena le miró las axilas mojadas.
-Pareces un quinceañero, Lucas.
-Este trabajo está mal... muy mal.
Ximena no lo escuchó. Llamaron un nuevo taxi. Media hora después se detuvieron en un baldío, cerca de un barrio en las afueras de la ciudad. Era un barrio pomposo, lleno de quintas, jardines y cámaras de vigilancia de última generación.
Caminaron tres cuadras.
Se detuvieron frente a un muro cubierto por una enredadera. Apenas se podía ver el color original de la pared. A un costado, encontraron la puerta. Lucas tocó el timbre. La camarita lo filmó. Mientras se abría la puerta, una voz neutra les dijo que los esperaban en el patio.
Don Filipo los recibió recostado en un sillón de madera. Sobre su regazo descansaba su gato favorito. Detrás de él dos hombres los observaron acercarse. Se detuvieron a una distancia prudencial.
-Ya está hecho –dijo Ximena.
El viejo asintió con un gesto sin dejar de acariciar al gato.
-No le parece, Don Filipo –dijo Lucas-, que cinco cargas son una...
Con un movimiento de la mano pecosa Lucas enmudeció. De un salto, el gato cayó al suelo y, estirándose, fue a perderse entre los arbustos. El viejo lo siguió con la mirada.
-Son animales fascinantes –dijo-. Me gusta tenerlos cerca.
Ximena no apartaba la vista del viejo en la silla. El calor y la humedad hacían que la ropa se les pegara a la piel. Lucas sacó el pañuelo.
-¿Cuánto tiempo falta? –preguntó Don Filipo.
-Un par de minutos –dijo Ximena.
La cabeza del viejo volvió a inclinarse imperceptiblemente.
-Bien, entonces mañana los diarios tendrán un buen titular. La noticia amanecerá hasta del otro lado del mundo.
Ximena encendió un cigarrillo.
-Así es, señor –dijo.
Lucas estrujó el pañuelo, como si fuera la cabeza de un pollo. Desde la frente le resbaló una gota de sudor. Quedó, temblando, sobre la barbilla. Suspendida en el tiempo, hasta un segundo antes de que se escuchara la primera detonación.

Comentarios

SUSANA dijo…
Querida Amiga:

He venido hasta aquí para darte mis enormes GRACIAS por ese aliento cariñoso que me dejaste, hace unos instantes. Y sé que entenderás perfectamente, cuando te digo que son las personas que nos "quieren bien", los que nos empujan con su fe, cuando nosotros mismos dudamos de nuestros proyectos.

Los bloggers para mí, son por definición, filántropos, salvo los "infiltrados" que toda comunidad tiene, y éstos terminan por confirmar precisamente mi pensamiento: la maldad se extingue a sí misma.

Yo te AGRADEZCO CON TODO MI CORAZÓN tus palabras.

Nunca antes entré a tu blog -y a ninguno- sin leer primero cuidadosamente el artículo publicado. A mi modo de ver, es una absoluta falta de respeto.
Pero en esta ocasión, y a pesar de que estoy "volando", y con mi esposo esperando -muy impaciente- que termine de arreglarme para salir, dejo para enseguida, disfrutar de tus letras.
Espero que me disculpes.

No quería retardar contarte mi sentimiento cuando te leí!

Te dejo mi abrazo sincero y mi amistad. Porque es honroso contar con Vos.

Hasta enseguida, querida Manuela!
SUSANA dijo…
Qué buen cuento!
Tiene ritmo, buenas pausas, detalles, precisiones y excelente argumento.

La joven terrorista ó sicaria (¿existe el femenino de sicario?)despista. Al principio podríamos pensar en algún negocio sexual. Pero las "cargas" ¿Qué cargas? nos preguntamos, nos llevan poco a poco a cerrar los hilos del relato.

Me recordó una viejísima novela de Guy des Cars, que leí hace dos siglos y no recuerdo el nombre, pero sí la trama. Retrataba una terrorista y era una joven de clase media que se veía envuelta, por esas cosas de la vida, con un hombre que la entrena para ser un "arma" perfecta al servicio del terror.

Precioso! Me gusta que me lleves de la nariz hasta el final!

Gracias amiga por la publicación!

Recibí mi abrazo y deseo de excelente finde!
Aqua dijo…
Su, encantada de tenerte en mi castillo, tus visitas son siempre enriquecedoras! El comentario que dejé en tu blog viene aderezado con todas las mejores intensiones, y me ha encantado mucho tu respuesta. Por este medio es algo ambiguo entablar relaciones con suficiente feedback, pero le voy agarrando el ritmo y mis pocos visitantes asiduos son para mi como las flores, debo proporcionarles agua y cariño. Por eso me gusta tu Cueva, porque uno se siente como en casa, se aprende algo nuevo, y encima te tratan bien... divino!
Ha sido muy lindo recibir tus críticas sobre los textos. Un ojo lector que seguro aporta algo interesante a lo escrito, eso es muy especial!
Este espacio me permite publicar esas cosas que de otra forma sólo estarían ocupando espacio en mi disco duro sin que nadie lo vea. Y así vamos aprendiendo. El camino es largo y lleno de baches pero ahí los estamos sorteando dignamente, creo. Aprender! aprender! y compartir! Esa es la idea de mantener estos espacios.
Te mando un beso desde Bs. As. y como siempre un gustazo!!
Mägo... dijo…
Estas semanas estuve encerrado leyendo, un libro de vampiros... lleno de armas, misterios y secretos... me encantó este relato tuyo...
Si no hubiera sido de día mi imaginación hubiera hecho de tu protagonista una vampiresa...

jejeje

Un saludo... y seguí asi... me encanta
Miguel dijo…
Mi querida Aqua...

tus cuentos son siempre un placer para los que nos gusta leer... siempre hay algo intrigante en ellos, y eso me encanta... no tengo mucho que aportar a este en particular, pues lo encuentro sumamente bien, muy redondo. Me ha gustado mucho, y lo unico que espero es leer mas cosas pronto. Y como siempre, es un placer recibir tus visitas y comentarios en mi pequeño espacio.

Saludos!

Miguel
Aqua dijo…
Mägo que sorpresa tenerte en este castillo!! Una visita inesperada es siempre un encanto, bienvenido, bienvenido!
Libros de vampiros, hmmmm, un tema fascinante. Te cuento un secreto? Las historias de vampiros son de las que más me gustan. Suspenso, misterio, terror bien contado, fantasias, ficciones... son los temas sobre los que me gusta leer, en especial si están bien escritos. Creo que por eso uno de mis escritores favoritos es E. A. Poe, no podía ser menos, no? En algún momento leí a Anne Rice (Entrevista con el vampiro), pero no me emocionó tanto, digamos que me decepcionó un poco su literatura... aunque podría ser producto del traductor, no sé. Si te gustan ese tipo de historias tienes que leer al amigo H.P. Lovecraft y luego hablamos. No sabes que terribles son sus historias, y con tan poco, envidiable! Sin embargo, no está catalogado dentro de los mejores escritores del siglo pasado, una lástima, porque es uno de los más creativos. Sin duda hay que tener una imaginación prodigiosa para inventarse tantos mundos y misterios. Recomentable, Mägo, altamente recomendable.
Espero tenerte de vuelta por acá!!
Desde Buenos Aires te mando un abrazote!!

Miguel! Tus visitas siempre son encantadoras! Me contenta que te haya gustado mi cuentico. Este es particularmente especial, porque forma parte de lo que considero mi aprendizaje en literatura. No está dentro de los mejores, pero le tengo respeto. A todo lo que hacemos/creamos/imaginamos se le debe tener respeto, no? Así que lo dejé en este post como parte de esas cosas que me gusta compartir.
Siempre es un gusto tenerte por aquí, Miguel, cada visita es un granito que va llenando mi reloj de entusiasmo.
Vaya hasta México un abrazo grande para ti!
belen dijo…
acabo de encontrar tu blog y dejame decirte que lo encontre increible ^^
es muy iteresante lo que escribes!, eres muy buena en esto (al menos mejor que yo xD) me costó captar pero es muy lindo el cuento tienes una excelente redacción.
Cuidate, muchos besos

bye
Aqua dijo…
Hola Belén!
Bienvenida a mi castillo!
¿Qué te puedo decir? Veamos...
Escribir es un oficio duro pero como me reconforta de una manera especial le dedico tiempo y energía. Así, de a poco, voy avanzando. Como dicen los grandes maestros: para aprender a escribir hay que escribir.
Por otro lado, sé que es medio complicado entender de qué va este espacio, sin embargo, intento que a través de los textos se pueda ir entendiendo cuál es la intensión.
La ventaja de postear, es que puedes entrar en contacto con la gente que te lee y ese feedback es lo que enriquece el espacio.
Si tienes alguna duda, crítica o sugerencia no tienes más que dejarme un comentario y te responderé. Trato de responder a todos los que pasan por el castillo porque quiero que este sea un espacio cálido y amistoso.
Te invito a seguir viniendo!
Igualmente, pasaré por tu sitio a chusmear qué andas haciendo por la red.
Te mando un abrazo desde Buenos Aires!!

Entradas populares