La Cirquera

Cirquera
Por AquaVioleta



Nace con la música,
nadie sabe cómo, ni cuándo.
Quienes la han visto hablan de su belleza
como de un hechizo,
y devotos la buscan
sea día o noche
en la caja abierta.

Ella, como llamarada de retazos,
ondeando entre mil banderas sin tiempo,
hace vibrar polígonos amorfos
de madera y metal.

Es hora del acto,
susurra la oscuridad,
prepara los velos,
la máscara.

Sale la cirquera
bordada de arabescos
como un anhelo policolor.
Rara vez sonríe.
Es inútil mostrar los labios
¿Quien podría ver sus dientes?
¿O el rojo de su lengua?

Nadie,
susurra la oscuridad.

Va con la cabeza erguida
y los ojos al frente.
Quedaron lejos
los espectadores de ceniza,
vagas sombras,
costras de vacío.

Entre sus piernas
danzan mil velos de espuma
y desde sus brazos
cuelgan sinuosidades etéreas.
Muchas manos quieren tocarla,
nadie llega al límite.

Se aleja,
curva su cuerpo,
insinua su desnudez.
Las manos quedan descarnadas,
borrachas de belleza,
desangrándose.

Y a través de la nada,
quizás de otros mundos,
un martillo de silencio la golpea.

Cae su cuerpo,
un ala de hoja seca,
deshaciendo sus fragmentos contra el suelo.

Polvo, una vez, otra
la cirquera nace y muere
en la música.

Su agonía espiral
es eterna y finita,
susurra la oscuridad.



Comentarios

Miguel dijo…
Mi queridisima Aqua!

No sabes que gusto me da leer algo nuevo en este espacio... ya se te extrañaba.

Debo decir que este poema tiene algo sumamente interesante... la manera en que lo escribes es tan sugestiva como la cirquera misma.

Gracias por un poema que me quedare degustando por muy buen tiempo.

Recibe un fuerte abrazo desde Mexico
Aqua dijo…
Miguel!

^__^

Ah!, las ausencias están totalmente justificadas, sólo que no quiero llenar este rinconcito virtual con malas vibras, prefiero dedicarme a retomar el embellecimiento del castillo con renovadas energías.

Me gusta que te guste mi cirquera!

Besitos!!
Y gracias por seguir ahí!
Diego Niño dijo…
Susurros, insinuaciones, contorsiones llevadas por la oscuridad… Despertaste con este hermoso poema al voyerista que duerme en el fondo de mi alma.

Maravilloso, asimismo, el despliegue de colores en el dibujo y la cadencia que este insinúa.

Un abrazo inmenso
Aqua dijo…
Diejo!
Me sonrojo, me sonrojo!

^__^

Ya ves que muy en el fondo tengo una vena sugestiva que me gusta explotar de vez en cuando... logré precisamente lo que quería: sólo un chispazo de insinuación.
Me alegra que sigamos leyéndonos!
Un beso grande desde acá!!

Entradas populares