Autorretrato

Autorretrato
Por AquaVioleta



7:55 hs: Llovizna. Estoy de pie, como tulipán en maceta, atenta a la llegada del colectivo. Aqua se despereza en su caja, saca una mano, un pie, se estira el pelito.
-¿Y, todavía no viene el colectivo?
La miro y ella, muy comprensiva, fija la vista al frente.
-No, no ha venido todavía -digo-.Si no viene en cinco minutos, vamos a llegar tarde.
-Ojalá venga un 103.
El 103 suele venir menos lleno que el 2 y nos dejan en el mismo sitio. Esa es una ventaja. Lo malo es que a la mañana la ciudad es un caos, y los colectivos suelen tardarse más de lo normal. Por fuerza, siempre terminamos tomando el primero que pase, sea uno u otro. Si tenemos suerte nos subimos a un 103 con espacio para maniobrar, sino, tenemos que subirnos al 2 y pasarnos 40 minutos apretadas entre la gente que, como nosotras, tiene que llegar a algún lugar a tiempo.
Dos minutos y aparece un 2. Suspiro. Aqua se me cuelga al cuello y dice:
-Bueno...
-¡Arriba! -dice el colectivero.
Subimos en orden, como borregos entrando al corral. Por supuesto el colectivo viene lleno.
-Un peso...
Hago contorsión para meter la moneda en la máquina y busco acomodo. Me toca apretar a una chica que, a su vez, está apretada entre un grandote, el tubo y su propia mochila. Nos miramos con resignación. Quedo atrapada en el pasillo delantero. Al frente tengo a un señor mayor que viene cabeceando en su asiento. A la izquierda la chica de la mochila. A la derecha la maquina de los boletos y atrás una mujer gorda que decidió sacar a pasear una bolsa más grande que ella sin bajársela del hombro. Viajar en esas condiciones me hace pensar en vacas.
-Soy una vaca rumbo al matadero.
-Muuuuuuuuuu -dice Aqua y ríe. Su risa suena a campanitas.
-Muuuuuuuuuu
El colectivero decide hacer una nueva parada. Suben más vacas y a comprimirse. Se arma el alboroto. Yo, que vengo tratando de pensar en prados verdes, en pastos y aire, me doy cuenta de que no van a parar de subir. La chica de la mochila se mueve un milímetro, yo me muevo un milímetro y seis vacas logran subir. Seis en un milímetro es buen promedio.
-¿Puedo cerrar la puerta? -pregunta el colectivero. Por suerte nos toco uno educado.
-Todavía no...
Sólo falta un hombre que empuja un poco y logra subir. El colectivero vuelve a preguntar si puede cerrar la puerta y una voz femenina dice:
-¡Ché, que tiene un nene!
El detalle mayor. No entiendo como alguien puede ser tan irresponsable de subirse a un colectivo, en la puerta, con un nene de guardería en los brazos y decirle al colectivero: "¡dale, intentá cerrar!". Tan chiquito es el nene que se pierde entre la gente. Las vacas nos movemos, rumiando en el pasillo y logramos suprimir otro milímetro para que el hombre entre completo. La puerta cierra.
-¡Tenemos un lindo dibujito para subir al blog! -dice Aqua, como si aquello ocurriera en una dimensión paralela.
-Si, chiquis, tenemos un dibujito.
-¿No quedó lindo mi autorretrato?
-Pero te faltaron las alitas.
-Y las sombras.
Una lágrima asoma peligrosamente. Hace pucheros y me aprieta. Es frágil, Aqua, como una vieja muñequita de porcelana.
-Ya vamos a hacer uno nuevo con alitas y sombras -le digo-, no te preocupes.
Entonces se contenta. Sonríe grande y los cachetes se le colorean, dos coquetos manchones rosas. Así vamos, convertidas en vacas, embutidas en el colectivo pero, al mismo tiempo, protegidas por nuestro propio universo, de buen humor porque hoy vamos a postear un lindo autorretrato.


Bitácoras: , , , ,
Blogalaxia:

Comentarios

Miguel dijo…
Aqua!

¿Por que sera que en nuestros paises los viajes en colectivo tienen que ser asi? Lo que acabas de narrar es la copia fiel de lo que sucede en Mexico, donde las personas tambien nos volvemos una especie de "ganado" para viajar.

Pero bueno, celebro que todo esto venga acompañado de tan lindo autorretrato... como decia en otro tema, las imagenes que haces son parte importante de tu blog.

Saludos desde un frio (muy frio) Mexico!
Anónimo dijo…
Te quedo precioso el autorretrato. Las alas no le hacen falta a una niña con esos enormes ojos y esa sonrisa inocente…

Maravilloso escrito!!!

Un abrazo desde la misma lluviosa ciudad.
Diego Niño dijo…
El anterior comentario es mío (el pc desde el que escribo falla bastante).
Aqua dijo…
Miguel!
Como ves el sistema de transporte siempre es un dolor de cabeza. Trato de tomármelo con humor, de lo contrario enloquecería. Aunque algunas veces, como en este caso, los episodios me sobrepasan. Pero salí ilesa y logré postear el dibujito, eso fue lo mejor del día!
Ah! hoy estamos a 25 ºC y contando!! Por suerte no llueve (la humedad en Buenos Aires es de terror, puedo soportar el calor pero sumado a la humedad es una mezcla bomba, terrible!).
Gracias mil por seguir haciéndome el aguante!
Besos, muchos, amiguinchi!!

Diego!
Déjalo, PC! o__O
La tecnología a veces es infernal... lo bueno es que has logrado superar a la máquina, y aclararme lo del anónimo -me daba curiosidad saber quién era. Como ya no hay duda, te cuento que me ha encantado tanto el autorretrato de mi alterego que estoy pensando subir otros dibujos de este tipo. Ya estoy trabajando en ellos! Sin embargo, me lleva tiempo. Hay que ser muy paciente cuando digitalizas estas cosas, es un trabajo de hormiga!
Aunque todavía no tengo uno con alitas, ^__^
Me halaga que te guste el texto!
Bueno, espero tener tiempo para trabajar en cosas nuevas.
Desde acá te mando un abrazo!
Ciao, caro!
Luz de Hadas dijo…
Her si se parece a mí, sobre todo por los cachetes. Creo que me he vuelto un dibujo AHHH!!! Jijiji. Compartimos la fantasía de un mundo paralelo, sin él seriamos unas figuras iracundas que caminan, como muchas otras, por la calle de la amargura. Besos y me encanta todo!!
Aqua dijo…
Mi hada preferida!
Ya vez, her, te tengo en la cabeza más tiempo del que crees!!
Ja!
Sí, me gusta mi mundo paralelo, lo prefiero a estar amargada por los rincones.
Besos y nos vemos muy pronto!!

Entradas populares