Eventos | La revista La Balandra (otra narrativa) se presentó en Pinamar

Presentación de La Balandra (otra narrativa) en Pinamar.
De izquierda a derecha: Rosalina Cardozo, Alejandra Laurencich
y Maumy González

El viernes 24 de febrero fuimos a Pinamar a presentar La Balandra (otra narrativa) en la Biblioteca Manuel Belgrano de Pinamar (De las Medusas 1230). Nos presentó su directora (Rosalina Cardozo, en la foto la linda señora vestida de blanco). Estuvimos con Alejandra Laurencich, Directora Editorial de la revista, charlando sobre los inicios de La Balandra, el por qué de su nombre y la intención de su nacimiento, además leí uno de mis cuentos (Bilik, que pueden leer en la aquateca).

La charla fue sazonada con la presencia de un público muy activo, gente encantadora que siguió con calidez y entusiasmo lo que se contaba. También hicieron muchas preguntas interesantes, entre las cuales me llamó la atención el interés por las herramientas digitales. Al principio pensé que tenía que ver con difundir narrativa a través de blogs, herramienta que ha sido un poco relegada por el uso de las páginas de Facebook pero que, a mi modo de ver, sigue siendo hoy una excelente forma de difusión, incluso más que en otros momentos. Sin embargo, lo que nuestro inquieto escucha quería conocer era si la narrativa se veía enriquecida o no por lo multimedia.

Me entretengo un poco haciendo un comentario sobre ambas cosas. En primer término el tema blogs como herramienta de difusión de la narrativa actual y en segundo sobre el tema multimedia y narrativa:

¿Los blogs literarios sirven como herramientas de difusión de la narrativa actual?

Navegando por la red, cosa que hago constantemente, me encontré con una nota escrita por Javier Rodríguez Marcos para El País. En la nota, éste autor comentaba acerca del encuentro que se realizaría en Madrid sobre la premisa: 
“El mundo literario está cambiando de forma acelerada impulsado, en gran medida, por la tecnología. De ese modo surge un nuevo modo de narrativa, diferenciada de otras fórmulas, y que en unos años puede tener una personalidad propia y un peso específico en el panorama literario. Los blogs y twitter son buen ejemplo de ello”
Cosa rara, justo algo sobre lo que nos habían preguntado, pensé. Estas cosas suelen pasar, así que no es tan raro, después de todo. Leí la nota. Me gustó el enfoque, que llamaba a la discusión del tema, no de la premisa en sí, sino de las respuestas a ciertas cuestiones sobre lo que el autor de la nota llamaba "blogs literarios". 

¿Qué es un blog literario? 

De acuerdo al autor (cosa en la que coincido) un blog literario "es aquel que publica, comenta, recomienda o critica literatura. Es decir, un medio." Podríamos decir, entonces, que AquaVioleta entra dentro de esa categoría. Pero ¿qué aporta un blog literario a la narrativa actual? Si bien el autor hace su propio planteo, me gustaría aportar el mio: un blog literario puede aportarle a la narrativa actual la posibilidad de difusión que no le da otro medio. Muchas veces pasa, que hay autores excelentes que son aun desconocidos, y el único medio a través del cual pueden difundir sus trabajos es un blog. La herramienta les facilita la tarea, el autor tiene mayor contacto con la gente que lo lee y viceversa. Esto sólo se empezó a dar a partir del nacimiento de los blogs, para muestra vean lo que plantea Hernán Casiari en la charla que dió en TED y sobre la cual me habría gustado subir el post antes de escribir este, pero ya lo subiré.

La cosa es que tener un blog no es garantía de éxito, pero sí un buen medio para compartir lo que se sabe, sobre lo que se conoce o lo que nos gusta con otros que también tienen las mismas inquietudes. Algunos están a favor y otros en contra de considerar un "blog" como "literatura". No puedo decir que una cosa es blanca o negra, creo que en este tema hay grises. No todos los "blogs literarios" que he visto son literatura pero tampoco podemos condenarnos. La literatura es algo que se respira una vez hemos redactado un cuento, hemos subido un fragmento de esa novela que estamos escribiendo, o bien un post con un relato que cierra. 

Hay muchos escritores profesionales que tienen blogs literarios, Hernán Casiari, como decía más arriba, es uno de los pioneros, también Pedro Mairal, que no sólo tiene un blog con su propio nombre sino otros con excelentes relatos literarios, hay más que ahora no se me ocurren. Pero también hay "escritores no profesionales" que tienen blogs. Parecería, entonces, que cualquiera que escribe un blog podría ser un "escritor", creo que no. El escribir un blog no da garantía de que quien escribe sea un escritor de oficio. Es decir, como en cualquier otro ámbito, hace falta mucho trabajo para ser un profesional (quien sabe andar en bicicleta no necesariamente es un ciclista profesional). Aunque internet permite difundir nuestros textos con mayor facilidad y que quien esté interesado nos "encuentre", hace falta mucho más para considerarnos escritores. Como comenta el autor de la nota "a Google le falta algo todavía para ser un buen crítico literario / librero / filólogo: un criterio que no sea mecánico". 

¿Las herramientas multimedia enriquecen a la narrativa?

Yo creo que como cualquier medio, la existencia de los blogs enriquece. El que haya información siempre es útil. La cuestión es saber distinguir qué es lo que nos interesa leer. No creo que un blog sustituya a un buen libro, de hecho soy una adicta a los libros en papel, pero creo que su existencia facilita la lectura, la exposición, la búsqueda, en especial si ese libro que queremos leer no está disponible en donde vivimos. Eso pasa con muchos libros. A veces las grandes editoriales no llegan a lugares chicos. 

Sin embargo, la literatura no deberían necesitar de un video, o de sonido como parte de ella, es decir, para describir una escena con tensión sólo necesitamos la palabra. Aunque esto parecería un pensamiento ortodoxo no es tan descabellado. A pesar de la afirmación anterior también creo que la incorporación de una imagen, un video, o un mp3 enriquece las sensaciones, acompaña, ilustra. Pero su inclusión no debería sustituir a lo narrado. El escritor de oficio debe tener las herramientas suficientes para narrar, describir, hacernos sentir, ilustrarnos a través de lo que escribe. 

Esto es sólo una reflexión, a propósito de nuestra visita a Pinamar y a la presentación de La Balandra, por eso no me gustaría engolosinarme mucho más. A los curiosos les recomiendo pasar y leer la nota completa de El País, que me pareció interesante. Al resto, les digo que la tarde-noche de la charla en Pinamar intenté darle este punto de vista a nuestro escucha y creo que lo logré, en parte. Al menos espero que así haya sido. En definitiva, hay todavía mucho por recorrer en materia digital, y sobre todo en cuanto a literatura. A los amigos escritores de Pinamar les agradezco la buena onda. Disfruté mucho la charla. ¡Esperamos poder volver a visitarlos pronto!

Comentarios

Entradas populares