Minimalismos | ¿Arepa? ¿Carro? ¿Bochinche? ¿Qué es eso?

PrintPantalla del Blog Microrreplicas
Reflexiones dispersas en cien palabras

Cursivas, go home, es el último post del blog de Andrés Neuman: Microrreplicas. Me gustó el tema del uso impuesto de las cursivas como "detectoras de palabras inmigrantes". Se los comparto porque al leerlo recordé esa sensación de paria que a veces tengo cuando escribo. 

Siendo extranjera en la Argentina, una de las cosas que más problemas me ha traído a la hora de escribir es usar mis extranjerismos sin que hagan demasiado ruido. Más de una vez han sido motivo de charla las palabras: "carro", "arepa", "bochinche", por nombrar algunas. Los que las escuchan o las leen en mis textos, si no son venezolanos, suelen poner cara de ¿qué dijo esta mujer? Una vez, charlando con un amigo argentino, me decía que no debía usar tal o cual modismo porque yo estaba en Argentina no en Venezuela y por lo tanto tenía que escribir con lenguaje argentino. Creo que eso es un error. Yo no soy argentina, soy venezolana y estoy muy feliz de serlo. Por eso, no creo -no quiero- dejar de usar mis propias palabras y expresiones para narrar, al contrario, eso enriquece mi trabajo, como enriquece el de cualquier otro, le da su "toque", una mirada propia. Respeto los modismos de cualquier lugar, incluso he adoptado algunos, porque me parecen ricos. El lenguaje, a mi modo de ver, es como un virus; terminamos adoptando palabras de otros, aunque no querramos. Hoy digo "che", cuando hasta hace dos años no lo hacía. No creo que eso esté ni bien ni mal, simplemente, es. Por eso, coincido con lo que plantea Andrés Neuman en su post: ¡Cursivas, go home!

By the way: la arepa es una comida típica venezolana. En blucasendel, Wenceslao Bottaro hace una linda reseña sobre ese rico sabor venezolano que extraño cada vez más. Para leer el post,  sólo tienes que hacer click acá.

Comentarios

Entradas populares